Consejos para cuidar tu piel del los rayos solares

sol

Tips para protegerse del sol

El cuerpo humano necesita protegerse del sol, ya sea que esté en la playa, en la ciudad, trotando o caminando por el vecindario o realizando senderismo en la montaña. Estar mucho tiempo expuesto a la luz intensa del sol es perjudicial para la piel.

La radiación  UV puede causar quemaduras con síntomas desagradables como, picor, sensación de calor y ardor, y si suele ser muy grave, puede generar náuseas, fiebre y problemas circulatorios. Por esto y muchos motivos más es necesario realizar una protección adecuada del sol, he aquí algunos consejos.

Evitar el sol del mediodía

Existen algunas horas en el que la radiación solar es mayor, y es entre las doce del mediodía y las tres de la tarde. Lo ideal en estas horas es permanecer bajo sombra.

Utilizar protector solar

Es recomendable siempre tener a la mano una crema protectora solar, principalmente en épocas de verano, para prevenir quemaduras, envejecimiento prematuro de la piel y los síntomas molestos de insolación. 

Elegir el factor de protección adecuado

Cada tipo de piel requiere un cuidado distinto, por ejemplo las personas de piel muy clara son más sensible a los efectos del sol, por lo que necesitan un factor de protección mayor, el factor también dependerá de la intensidad de la radiación UV.

Lo ideal es utilizar factores de protector altos como 25, 30, 35, o hasta 50 de ser necesario. Los niños son más sensible al sol, por ende, si van a estar expuestos es necesario aplicarles siempre protector y de un factor adecuado, los bebés es recomendables no exponerlos al sol.

Aplicar el protector adecuadamente y con antelación

Para no ser afectado de manera negativa por el sol se debe cubrir todas las zonas de la piel expuestas, incluyendo rostro y cuello. Se debe aplicar entre 15 a 30 minutos antes de salir al sol, ya que algunos productos tardan más en hacer efectos que otros.

Usar suficiente protector

En este caso no importa derrochar, mientras más protector se aplique mejor. Para un adulto lo normal es utilizar unos 35 gramos de crema protectora para que cubra totalmente el cuerpo, esto corresponde a cuatro cucharadas.

Repetir la aplicación del protector solar

Es necesario aplicar la crema protectora de nuevo cada dos horas, si te has bañado en la playa o piscina, o si has sudado este va perdiendo su efecto.

Medir el tiempo de exposición

Es recomendable no tomar el sol por más de 20 minutos seguidos o 40 minutos al día para evitar golpes de calor muy fuertes.

sol

Evita la exposición directa al sol

Debido a lo peligroso que es la exposición directa al sol es recomendable buscar una sombra. Si se está en la playa, un árbol, toldos, parasoles o bajo techo podría prevenir la posibilidad de cáncer, quemaduras y manchas en la piel.

Protección para los ojos

Los ojos también son sensibles a la exposición del sol, se pueden tomar medidas de protección como usa gafas oscuras con filtro solar. Si se llega a usar gafas con vidrio sencillo puede causar quemaduras en los ojos por el efecto de la lupa.

Ropa y sombreros para protegerse del sol

Existen prendas de ropa que pueden ayudar a proteger del sol, dependiendo del tipo de tela y su color. Si pretendes estar largas jornadas bajo el sol, es recomendable utilizar prendas como camisetas de manga largas, gorras, sombreros de alas anchas, pantalones holgados, entre otros.

Beber mucha agua

La exposición prolongada al sol puede causar deshidratación, tomar abundante líquido evita lo que se este efecto. Cuando se está deshidratado se puede tener síntomas como mareos, desmayos, vómitos y hasta alucinaciones.

Evitar las cámaras de bronceado

Estas cámaras de bronceado dañan la piel gravemente, pueden provocar cáncer y causar daños irreversibles a los ojos. No vale la pena exponerse a estos efectos solo por obtener un cuerpo bronceado.

Humecta la piel después de la exposición al sol

Después de estar expuesto al sol lo correcto es hidratar la piel con cremas, tónicos o lociones humectantes para evitar su deshidratación. También se puede consumir vitaminas como la E y la C para beneficiar  a la reconstrucción de las células.

Sin respuestas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *